El futuro de las tiendas físicas de Amazon

Desde la creación de Amazon en 1994 a cargo de Jeff Bezos, la empresa de e-commerce ha visto duplicados sus beneficios año tras año hasta convertirse, de forma indiscutible, en una de las marcas más rentables de la historia. Una revolución que también pretende trasladar al formato “tangible” en forma de estas tiendas físicas de Amazon cuyo futuro podría ser aún más prometedor.

Tiendas sin cajas

AmazonGo ちょこーれーと ミーハーな私にはオシャレに見えてしまう #amazongo #good #food #fast #いただきます

A post shared by SAKATAKU (@sakata.takuya) on

Pocas empresas han evolucionado de forma tan apresurada como Amazon, esa marca capaz de revolucionar los índices de consumo de unos usuarios cada vez más asiduos a comprar por Internet y recibir sus discos, libros o pantalones en casa sin necesidad de acudir a una tienda física. Las grandes superficies lo saben, también las librerías que han tenido que reinventar su modelo de negocio al verse invadidas por el gigante de Seattle, pero la cosa no acaba ahí. Tras la adquisición de un propio estudio de cine o el proyecto de Amazon por convertirse en un nuevo precursor de la cultura de la comida take away hay que sumar la última de sus ambiciones: las tiendas físicas.

A finales de 2016, abría en Seattle Amazon Go, una tienda “inteligente” a modo de supermercado en el que no existen cajas ni empleados físicos, solo pasillos y estantes con productos alimenticios que el cliente puede adquirir como en cualquier superficie comercial corriente para después pagar su ticket a través de una aplicación. De hecho, se estima que las únicas personas envueltas en esta tienda son seis, las cuales no son visibles en la misma.

De forma paralela, a principios de 2017 Amazon también abría nuevas librerías en ciudades como la mencionada Seattle, San Diego o Nueva York, más concretamente en una zona de Manhattan en la que luce el mejor exponente de este nuevo proyecto: una tienda de libros escogidos por un programa de inteligencia artificial que, intuitivamente, muestra los libros que más van a venderse y que facilita la compra, de nuevo sin necesidad de colas ni cajas, por parte del cliente.

El futuro de las tiendas físicas de Amazon pasaría esta vez por el sector de los electrodomésticos, tal y como informaba hace unos días The New York Times. Según el medio estadounidense, Amazon se encontraría trabajando en la creación de una tienda de electrodomésticos física en la cual los muebles lucirían físicamente como en tu propia casa a través de un sistema de inteligencia artificial en la que automáticamente puedes gestionar la compra y envío a casa. Esta vez, igualmente, sin necesidad de cajeros.

¿Será este el futuro del comercio?